Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


Historias reales edificantes 



_[5 



JÓVENES 

19 de abril de 2008 




ía Texto dti\¡L-¡ 



iimerna 



«Y ella dijo a su marido: He aquí 
ahora, yo entiendo que éste que 
siempre pasa por nuestra casa, 
es varón santo de Dios» 
(2 Reyes 4:9). 




«La lección es para los hijos de Dios de toda 
época. Cuando el Señor da a los hombres una 
obra que hacer, ellos no deben detenerse a pre- 
guntar si la orden es razonable ni cuál será el resultado probable de sus esfuerzos por 
obedecer. [...] 

«Lo que mucho necesita la iglesia hoy es un sentido más pleno de la relación que sos- 
tiene Dios con aquellos a quienes compró con el don de su Hijo, y más fe en el progre- 
so de su causa en la tierra» [Profetas y reyes, pp. 282-283). 



identifícate 

CON LA 
HISTORIA 

El aceite de la viuda 

«Una mujer, de las mujeres de los 
hijos de los profetas, clamó a Elíseo, 
diciendo: "Tu siervo mi marido ha 
muerto; y tú sabes que tu siervo era 
temeroso de Jehová; y ha venido el 
acreedor para tomarse dos hijos 
míos por siervos". 

«Y Eliseo le dijo: "¿Qué te haré 
yo? Declárame qué tienes en casa". 

«Y ella dijo: "Tu sierva ninguna 
cosa tiene en casa, sino una vasija 
de aceite". 

«Él le dijo: "Vé y pide para ti vasi- 
jas prestadas de todos tus vecinos, 
vasijas vacías, no pocas. Entra 
luego, y enciérrate tú y tus hijos; y 
echa en todas las vasijas, y cuando 
una esté llena, ponía aparte"». 
El hijo de la sunamita resucita 

«Aconteció también que un día 
pasaba Eliseo por Sunem; y había allí 
una mujer importante, que le invitaba 
insistentemente a que comiese; y 
cuando él pasaba por allí, venía a la 
casa de ella a comer. Y ella dijo a su 
marido: "He aquí ahora, yo entiendo 
que éste que siempre pasa por nues- 
tra casa, es varón santo de Dios". 



«Dijo entonces [Eliseo a su siervo 
Giezi]: "Llámala". Y él la llamó, y ella 
se paró a la puerta. Y él le dijo: "El 
año que viene, por este tiempo, 
abrazarás un hijo". Y ella dijo: "No, 
señor mío, varón de Dios, no hagas 
burla de tu sierva". [...] 

«Y venido Eliseo a la casa, he 
aquí que el niño estaba muerto tendi- 
do sobre su cama. [...] 

«Volviéndose luego, se paseó por 
la casa a una y otra parte, y después 
subió, y se tendió sobre él nueva- 
mente, y el niño estornudó siete 
veces, y abrió sus ojos. 

«Entonces llamó él a Giezi, y le 
dijo: "Llama a esta sunamita". Y él la 
llamó. Y entrando ella, él le dijo: 
"Toma tu hijo."». 
Muerte en la olla 

«Eliseo volvió a Gilgal cuando 
había una grande hambre en la tie- 
rra. Y los hijos de los profetas 
estaban con él, por lo que dijo a 
su criado: "Pon una olla grande, 
y haz potaje para los hijos de 
los profetas". [...] Después sir- 
vió para que comieran los 
hombres; pero sucedió 
que comiendo ellos de 
aquel guisado, grita- 
ron diciendo: 
"¡Varón de Dios, 
hay muerte ^r 
en esa ^^^ 




olla!" Y no lo pudieron comer. 

«Él entonces dijo: "Traed hari- 
na". Y la esparció en la olla, y dijo: 
"Da de comer a la gente". Y no hubo 
más mal en la olla». 
Alimentación de cien personas 

«Vino entonces un hombre de Baal- 
salisa, el cual trajo al varón de Dios panes 
de primicias, veinte panes de cebada, y trigo 
nuevo en su espiga. Y él dijo: "Da a la gente 



otros- 

ujos 



«El mundo no carece de 
maravillas, sino de la capa- 
cidad de maravillarse». — 

G. K. Chesterton, autor 
inglés de comienzos 
dei sigio XX. 



para que coma . 

«Y respondió su sirviente: "¿Cómo pondré esto 
delante de cien hombres?" 

«Pero él volvió a decir: "Da a la gente para que coma, por- 
que así ha dicho Jehová: 'Comerán, y sobrará'". Entonces lo puso 
delante de ellos, y comieron, y les sobró, conforme a la palabra de Jehová». 

(2 Reyes 4:1-4, 8, 9, 15, 16, 32, 35, 36, 38-44) 



I- 



EXPLICA LA 

HIQTnRIA 



En 2 Reyes 4 encontramos cua- 
tro historias de milagros: 1) el acei- 
te de la viuda; 2) el hijo de la suna- 
mita resucita; 3) muerte en la olla; 
4) la alimentación de 100 personas. 
Lee las cuatro historias y reflexiona 
en las siguientes preguntas: 

A tu juicio, ¿cuál de los cuatro 
milagros fue mayor? ¿Por qué? 



¿Qué te impresiona más en 
cada historia? Explica tu respuesta. 



distintivos de cada uno? 



¿Has oído de milagros actuales 
que son similares a estas historias 
de 2 Reyes 4? 



¿Qué nos dicen estos relatos 
acerca de Eliseo? 



¿Qué nos dicen acerca de Dios? 



¿Qué tienen en común estos 
relatos? ¿Cuáles son los aspectos 



¿Qué opinas de las siguientes declara- 
ciones?: ¿Estás A (de Acuerdo) o D (en 
Desacuerdo)? 



. Dios obra tantos milagros en la 
actualidad como lo hizo en los 
tiempos bíblicos. 

. Muchas veces experimenta- 
mos milagros pero no nos 
damos cuenta de ello. 

.Si tuviésemos más fe, verí- 
amos más milagros. 

. Si viéramos más milagros 
tendríamos más fe. 

. El milagro más grande de 
todos es nuestra salva- 
ción. 

La fe eliminará todas 
nuestras dudas para 
siempre. 

La fe facilitará todas las 
cosas de tu vida. 

. Los milagros no existen. 

. Los curanderos de fe que se 
ven en televisión son obrado 
res de verdaderos milagros. 
Si realmente creyéramos en los 
milagros, no existiría el hambre e 
el mundo. 





«Así ha dicho Jehová: 
Reprime del llanto tu voz, y 
de las lágrimas tus ojos; por- 
que salario hay para tu trabajo, 
dice Jehová, y volverán de la tie- 
rra del enemigo. Esperanza hay 
también para tu porvenir, dice 
Jehová, y los hijos volverán a su 
propia tierra» (Jeremías 31 :16, 17). 
«Oh Jehová, he oído tu palabra, 
y temí. Oh Jehová, aviva tu obra en 
medio de los tiempos, en medio de 
los tiempos hazla conocer; en la ira 
acuérdate de la misericordia» 
(Habacuc 3:2). 
«La justicia de Dios por medio 
de la fe en Jesucristo, para todos 
los que creen en él. Porque no 
hay diferencia» (Romanos 
3:22). 

«Pedid, y se os dará; bus- 
cad, y hallaréis; llamad, y 
se os abrirá» (Mateo 
T.l). 

«Y el que vivo, y 
estuve muerto; 




mas he aquí que vivo 
por los siglos de los 
siglos, amén. Y tengo las 
llaves de la muerte y del 
Hades» (Apocalipsis 1:18). 



otros- 



«Todos debemos enfrentar 
incontables oportunidades 
disfrazadas brillantemente 
como situaciones imposi- 
bles», — Chuck Swindoll, 
pastor y autor norteameri- 
cano contemporáneo. 




a palabra «milagro» se deriva 
del vocablo latino miraculum, 
que significa «algo maravillo- 
so». Una definición sencilla 
sería, un milagro es un evento o 
acción que contradice las leyes 
científicas conocidas y que se 
puede explicar sólo como un acto 
de Dios. Los milagros registrados 
en la Biblia se pueden clasificar 
de la siguiente manera: poder 
sobre la naturaleza, poder sobre 
la enfermedad, poder sobre la 
muerte y poder sobre los demo- 
nios. El estudioso de la Biblia, 
Herbert Lockyer afirma que «un 
estudio de los milagros registra- 
dos en la Biblia demuestra que el 
Señor es vencedor 
de todos los 



desórde- 
nes huma- 
nos, sean 
éstos físicos, 
mentales o nerviosos; sobre 
todas las fuerzas cósmicas, 
en la tierra o en el mar, orgáni- 
cos e inorgánicos; sobre el mundo 
espiritual representado por el diablo, 
los demonios y la muerte». 




Aplícala a tu vida 



Sábado 

Lee el pasaje de Mateo 12:38-42 
que viene a continuación y discute 
la manera en que la respuesta que 
Jesús les dio a los fariseos podría ser 
un ejemplo de respuesta para la sec- 
ción ¿Qué opinas? ¿Qué quiso decir 
Jesús con su respuesta? 

«Entonces respondieron algunos de 
los escribas y de los fariseos, dicien- 
do: "Maestro, deseamos ver de ti 
señal". 

«Él respondió y les dijo: "La genera- 
ción mala y adúltera demanda señal; 
pero señal no le será dada, sino la 
señal del profeta Jonás. Porque como 
estuvo Jonás en el vientre del gran 
pez tres días y tres noches, así estará 
el Hijo del Hombre en el corazón de la 
tierra tres días y tres noches. Los 
hombres de Nínive se levantarán en el 
juicio con esta generación, y la conde- 
narán; porque ellos se arrepintieron a 
la predicación de Jonás, y he aquí más 
que Jonás en este lugar. La reina del 
Sur se levantará en el juicio con esta 
generación, y la condenará; porque ella 
vino de los fines de la tierra para oír la 
sabiduría de Salomón, y he aquí más 
que Salomón en este lugar"» 



Domingo 

Repasa los cuatro milagros de 2 
Reyes 4. Al lado de cada milagro, 
escribe otro milagro similar que esté 
registrado en la Biblia. 



á 



El milagro del aceite de la viuda es 
similar a 



El milagro de resucitar al hijo de la 
sunamita es similar a 



El milagro del potaje envenenado es 
similar a 



El milagro de la alimentación de las 
cien personas es similar a 



Lunes 

La mujer sunamita reconoció a Elíseo 
como «varón santo de Dios» (2 
Reyes 4:9). En tu opinión, ¿qué atributos 
vería en Elíseo que la condujeron a esta 
conclusión? ¿Quién se te viene a la 
mente al pensar en una «persona 
santa»? ¿Cómo pueden otros llegar a 
pensar de ti como una persona santa? 

Martes 

Elena G. de White señala que esta 
lección es para los hijos de Dios de 
todas las épocas: «Cuando el Señor da a 
los hombres una obra que hacer, ellos 



no deben detenerse a preguntar si la 
orden es razonable ni cuál será el resul- 
tado probable de sus esfuerzos por obe- 
decer». 

¿Dónde queda la linea entre fe abso- 
luta en Dios («Verdaderamente creo que 
Dios me cuidará si dono mi cheque ente- 
ro a un orfelinato») y una insensatez 
temeraria («Realmente creo que Dios me 
protegerá si me tiro del techo del edificio 
Empire State»)? En tu opinión, ¿qué sig- 
nifica el consejo de Elena G. de White de 
«no deben detenerse a preguntar si la 
orden es razonable»? ¿Fue "razonable" 
la orden de Dios a Abrahán de matar a 
su hijo Isaac? Explica tu respuesta. 

Miércoles 

Compara los Puntos de impacto con 
los siguientes versículos acerca de 
la fe: 

Juan 20:24-29 
Hebreos 11:1 
Hebreos 11:6 
Romanos 10:17 

Jueves 

■ Es posible emular la clase de fe de la 
Acual leemos que tuvieron personas 
como Abrahán, David y Pedro? ¿De qué 
manera puedo ejercer más fe? ¿La fe 
produce milagros? ¿O será que por 
medio de la contemplación de los mila- 
gros aumenta mi fe? 




Viernes 

Lee el siguiente pasaje de Elena G. de 
White y escribe lo que significa en tu 
vida hoy. 



«¡Cuánta condescendencia manifestó 
Cristo, mediante su mensajero, al realizar 
este milagro para satisfacer el hambre! 
Repetidas veces desde entonces, aunque 
no siempre en forma tan notable y per- 
ceptible, ha obrado el Señor Jesús para 
suplir las necesidades humanas. Si tuvié- 
semos un discernimiento espiritual más 
claro, reconoceríamos con más facilidad 
el trato compasivo de Dios con los hijos 
de los hombres. 

«La gracia de Dios derramada sobre 
una porción pequeña es lo que la hace 
bastar para todos. La mano de Dios 
puede multiplicarla cien veces. Con sus 
recursos, puede extender una mesa en 
el desierto. Por el toque de su mano, 
puede aumentar las provisiones esca- 
sas y hacerlas bastar para todos» 
{Profetas y reyes, p. 182). 

Lo que significa esto para mi vida 
hoy: 



1 . Herbert Lockyer, All the Miracles of the 
Bible (Grand Rapids, Mich.: Zondervan 
Books, 1961), pp. 18, 19. 





lan de lectura para esta semana* 

Profetas y reyes, capítulo 19. 

*Siguiendo este plan podrás leer al menos 

un libro cada año de la serie 

El conflicto de los siglos